Una de piratas II

18 enero 2012

VISITA A SAINT THOMAS, LAS ISLAS VÍRGENES AMERICANAS



 Saint Thomas, fue el hogar de los piratas, que utilizaban el puerto natural para asaltar a los galeones españoles cargados de monedas de oro hasta que las potencias europeas decidieron establecer colonias en la isla. Los daneses en 1666 se instalaron en Saint Thomas, desarrollando una economía basada en las plantaciones agrícolas. El fuerte fue la única construcción en la capital durante un largo periodo de tiempo.
En 1670 el gobierno danés se dio cuenta del potencial económico que podía tener Saint Thomas, creando un asentamiento fuera de los muros de Fort Christian, llamada Taphus que significaba "casa del barril", siendo muy visitado por comerciantes de todo el Caribe.En 1691 Taphus se pasó a llamar Charlotte Amalie en honor a la reina danesa.

 En 1685 Dinamarca firmó un tratado con el Ducado de Branderburgo permitiendo a la Compañía Americana de Branderburgo establecer un comercio de esclavos en la isla, pasando a ser Charlotte Amalie uno de los puertos más activos del Caribe hasta la abolición de la esclavitud en 1848.
En 1917, los Estados Unidos compraron la isla.
 A las siete de la mañana,llegamos a Charlotte Amalie, capital, puerto y principal ciudad de las Islas Vírgenes.

Así de chulas son las matrículas en Saint Thomas



Mansiones a los pies de la montaña
  Cuando llegamos al puerto, decidimos acercarnos al centro caminando, luego nos dimos cuenta que las indicaciones que venián en nuestro mapa eran bastante confusas, por lo que tuvimos que dar alguna vuelta de más. Fuimos caminando paralelos al puerto, acompañados en todo momento de un calor húmedo, difícil de soportar. En nuestro recorrido, pasamos al lado de las viviendas de los locales, que contrastaban con las lujosas mansiones con galería que se vislumbraban en la pared de la montaña.

Embarcaciones en el puerto



   Tras cuarenta y cinco minutos de caminata, llegamos al centro. Lo primero que vimos fue el Fort Christian, del siglo XVII, es la construcción más antigua de la isla. Al lado se encuentra un pequeño parque, Emancipation Gardens Park, su nombre conmemora la emancipación de los esclavos que tuvo lugar el día 3 de julio de 1848 por el Gobernador Peter van Scolt. En uno de los extremos del parque se celebraba, en esos momentos, un concurrido mercado.

Abriendo cocos en el mercado




La Casa del Gobernador
  Tras una pequeña visita al parque, subimos por Tolbod Gade, hasta llegar a la Casa del Gobernador, construída en 1867, es la residencia oficial del Gobernador. Destaca su bonita fachada de color blanco y doble balconada. Tuvimos la suerte de poder  acceder a su interior, y así pudimos conocer un poco más de la historia de las Islas Vírgenes. El hall estaba presidido por las banderas de los Estados Unidos y las Islas Vírgenes y por cuadros que narran episodios de la historia de las Islas. Pudimos asomarnos hasta la escalera de acceso a la primera planta y ver la galería de  retratos de los diferentes Gobernadores de Saint Thomas, que cuelgan de su pared.

Fachada con doble balconada

El hall de la Casa del Gobernador

Galería de retratos de los Gobernadores

Cuadro que narra la historia de Saint Thomas




Inicio de los 99 escalones
   A los pies de la Casa del Gobernador se hallan los míticos 99 escalones, aunque realmente son 103 escalones. Construídos a mediados del siglo XVIII por los daneses, como camino para acceder más fácilmente a la colina de Charlotte Amalie. Los escalones están situados en un paraje natural deslumbrante, rodeados de una exuberante vegetación tropical, incluso hasta vimos algún animalillo, con unas impresionantes vistas de la bahía y las bellas mansiones que jalonan los 99 escalones.

Las mansiones jalonan los 99 escalones

Vistas a la bahía subiendo los 99 escalones

El amiguín que nos encontramos al inicio de los 99 escalones



Villa Notman
   Tras subir fácilmente los 99 escalones,  llegamos a la primera de las mansiones, Villa Notman,  construída por el ingeniero escocés Robert Notman, en ella destaca,sobremanera, la doble balconada de acero importada de Nueva Orleans. En la parte posterior de la casa hicimos buenas migas con un bravucón pirata, que accedió gentilmente a hacerse unas fotos con nosotros...

Fachada con doble balconada


En la balconada con vistas a la bahía

Los tres bucaneros de Saint Thomas



Las Tres Reinas de las Islas Vírgenes
   A la salida de Villa Notman, hay una pequeña plaza con un cuidado jardín, en medio del mismo se halla el conjunto escultórico de las Tres Reinas de las Islas Vírgenes, que conmemora un hecho histórico de 1878, las tres esclavas que lideraron el levantamiento para mejorar las condiciones de trabajo.

Las Tres Reinas con vistas a la bahía



  Continuamos la ruta, admirando varias mansiones camino del Castillo Blackbeard, el castillo del famoso pirata Barbanegra de 1679, pero que sólo conserva una torre fortificada. La leyenda local dice que Barbanegra mantuvo una base en la isla desde 1690 hasta principios de 1700.

Torre del Castillo Blackbeard




Interior con muebles de época
  Antes de iniciar la bajada de los 99 escalones, visitamos otra de las mansiones más conocidas, Haagensen House, construída por el banquero danés  Hans Haagensen en 1827, quien fue enviado desde Copenhague a las Islas Vírgenes para ayudar al Banco de Saint Thomas. Su interior estaba decorado con antiguedades y mobiliario de época.

Ali en  Haagensen House



Lámparas de tiffanys decoran la galería de la segunda planta
    En el inicio de los 99 escalones se halla otro de los edificios destacados,  el Hotel 1829, fue construído en ese año por el marinero y mercante francés Alexander Lavallete. El edificio no empezó a desempeñar la función de hotel hasta 1906. Lo que más nos gustó,  fue la decoración con lámparas de tiffanys de la galería de la segunda planta.

La flora rodea los 99 escalones



Edificio con balconada en Main Street
   Después de la visita a los 99 escalones y a sus mansiones, nos acercamos hasta Main Street, calle comercial en pleno centro de Saint Thomas. Main Street está llena de tiendas y en la que destacan las lujosas joyerías, en donde te invitaban a tomar una copa de cava mientras te enseñaban las joyas. De Main Street salen curiosas callejuelas, también repletas de tiendas.


Callejuelas que salen de Main Street



Interior de la Sinagoga
    A continuación, subimos por Raadetes Gade hasta llegar a la Sinagoga, construída en 1833, es la segunda sinagoga más antigua del hemisferio Occidental. Su interior estaba impoluto, con el suelo cubierto de arena, según la leyenda durante la inquisición española los judíos fueron forzados a convertirse al cristianismo, pero continuaron en secreto practicando el judaísmo y la arena ayudaba a silenciar los sonidos de sus oraciones.

El interior estaba muy cuidado


En Veterans Drive
   Bajamos nuevamente hasta el puerto, en Veterans Drive, donde tomamos un taxi, que por 10 dólares por persona nos acercó a Sapphire Beach, en cuarenta minutos. Durante el trayecto, pudimos ir viendo desde las ventanilas del taxi como transcurre la vida diaria de la isla. Sapphire Beach nos sorprendió gratamente, playa paradisiaca, con poca gente, aguas azul turquesa, cristalinas y donde se veía el fondo marino. La playa está rodeada de un bonito entorno de vegetación tropical con palmeras. Una vez pusimos nuestras toallas sobre la arena, aprovechamos para tomar el sol, bañarnos y también praticar snorkel. Y así finalizamos nuestra visita a Saint Thomas, las Islas Vírgenes Americanas.

Playa paradisiaca

Mami paseando por la playa...

Así de contento estaba !!

18 comentarios:

  1. Ya se ve que estabas contento sí. Yo estaría todo lo contrario, porque el calor me pone de una mala leche.....jejeje. Me encantan esas casitas blancas...

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado Saint Thomas.Las villas preciosas y la playa paradisiaca .No me extraña que estuvieses tan contento !.Por cierto muy auténtica la foto de la mami y el amigo pirata que hicisteis espero que os haya invitado a volver a visitarle jejeje.Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que chulada las matriculas!
    parece un sitio estupendo normal que estuvieses contentísimo!

    Un saludo Victor!

    ResponderEliminar
  4. A por cierto veo que te has decidido a cambiar el look del blog, ha quedado muy bien!

    ResponderEliminar
  5. Por lo que veo allí la gente tiene unas pedazo casas que quitan el hipo, jejejeje. La playa tiene una pinta increíble y tiene que molar hacer snorkel allí!!!
    Por cierto, tu nuevo look está genial, me ha gustado mucho y además tiene el menú para encontrar los relatos, muy chuli!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
  6. Vaya casas y vaya playa, genial. Me gusta mucho el nuevo look del blog, mucho más fácil acceder a los diarios. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  7. El blog te ha quedado estupendo, está más organizado y la información se encuentra enseguida. Cambiando de tema, vaya pasada de casas, me quedo con el Hotel 1829 y sus "valiosas" lámparas, una entrada muy buena con mucha información.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola,

    Gracias por los comentarios.

    Artabria, no te creas que en la playa se estaba muy agusto, donde hacía mucho calor húmedo era en la capital.

    Pury, la foto de la mami es un puntazo...habrá que volver un día a visitar a nuestro amigo pirata, ¿ no crees ?

    Raquel, las fotos de las matrículas eran chulísimas, ya verás también las de las otras islas...me alegra que te guste el nuevo look del blog, gracias a vuestras sugerencias.

    Babyboom, de las islas que visitamos donde más nivel se veía era en Saint Thomas, me imagino que al depender de Estados Unidos recibirán más ayudas. En las demás islas, al ser naciones independientes se veía más pobreza.

    Caliope, las mansiones que jalonaban los 99 escalones eran muy bonitas, pintadas de blanco, con balconada y rodeadas de un paisaje tropical.

    Carfot, el blog necesitaba un buen repaso, pero aún quedan muchas cosas que renovar, la cuestión es sacar tiempo y conocimentos para ello.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Genial como siempre Victor....

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias yomisma_any, Ana !!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Me ha sorprendido enormemente Saint Thomas. Unas casas preciosas y un ambiente caribeño ideal para pasar unos días, no me extraña que dieras saltos de alegría!.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Hola María Teresa,

    Gracias por tu comentario.

    A mi también me sorprendió gratamente Saint Thomas, el centro estaba muy cuidado y con unas playas paradisiacas de aguas cristalinas, ideal para perderse unos días.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Las playas ... no tienen nada que discutir :) ... alucinantes ...

    La verdad que es una pena pensar que todo aquello fue español ... cuando entuve en Bahamas éste verano, ... allí la gente ni siquiera valora el pasado español ... ni siquiera recuerda quién descubrió aquellas islas ...

    Aunque nosotros llevemos con orgullo en la contraportada del pasaporte español la trazada del primer viaje de colón y la llegada a Las Bahamas (Bajamar como nosotros lo llamábamos) ... Nada queda de aquello ...

    Una pena ... peeeero ... así es la vida, y eso es lo que nos importa a españa nuestra historia ... "un pimiento".


    Un saludo,
    Alfonso - www.thewotme.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso,

      Las playas que nos encontramos en Saint Thomas, fueron las mejores del viaje.
      Coincido contigo es una pena que las islas no valoren el pasado español, vamos que cualquiera pregunta si saben quién es Cristobal Colón, que por cierto para ellos es Cristopher Columbus...en cambio en Puerto Rico, sí conserva un importante legado de la cultura española. Había pensado visitar Filipinas, pero que casi que no...

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Muy chulas las vistas de la bahía desde la zona de los 99 escalones ¿no? Y menudas casitas... ¡Vamos! Y ya de esa playa ni hablo, jejeje
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena,

      Gracias por tu comentario.
      La zona de los 99 escalones estaba muy bien cuidada con espectaculares mansiones y unas vistas muy bonitas de la bahía.
      La playa molaba un montón !!

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Precioso lugar caribeño, con bellas casas coloniales, una playa tropical y un buen amiguín de la zona. Con tus sonrisas y tus saltos demuestras lo bien que os lo estabais pasando. Esperamos más relatos.
    Felicidades por la nueva imagen del blog.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cincuentones,

      Gracias por vuestro comentario.
      Sí que lo pasamos bien, bellas mansiones con playa paradisiaca, la combinación perfecta !!

      Un abrazo.

      Eliminar