EL TAJ MAHAL, UN POEMA DE AMOR EN PIEDRA

14 febrero 2012


    El príncipe Sha Jahan,  conoció a la que sería su amada, la joven Arjumand en el Meena Bazar,  quedando prendado de su belleza. Pero, tuvo que esperar cinco años, hasta 1612, para casarse con ella,  en ese periodo tuvo dos mujeres más. Arjumand, conocida como Mumtaz Mahal "la elegida del palacio" fue su tercera esposa y no se separaron nunca. En 1628 Sha Jahan fue nombrado emperador tras la muerte de Jehangir y dos años después, llegó la fatal noticia,  su amada fallecía mientras daba a luz a su decimocuarto hijo. La tristeza le invadió y decidió crear un mausoleo donde descansara eternamente su amada. Dos décadas de trabajo y más de veinte mil obreros, que trabajaron en turnos de día y noche, dieron como resultado la obra más majestuosa del arte mogol. El emperador fue depuesto por uno de sus hijos y encerrado en la Musamman Burj, la Torre Octongonal, desde donde podía ver su grandiosa obra. Años más tarde, Sha Jahan pudo por fin descansar eternamente junto a su amada.

El Taj Mahal reflejado en las aguas


    En agosto de 2010, visitamos la India y ¡cómo no! el Taj Mahal. Lo primero que nos llamó la atención, negativamente, fue que además de verte rodeado de "salvavidas" por todas las partes, existen dos tipos de entradas, una para la población local, 20 rupias,  infinítamente más barata que para los extranjeros, 750 rupias. Después de dejar en consigna los objetos que lleves contigo, hay que hacer la cola de la entrada, hombres por un lado y mujeres, por otro. Con la entrada, eso sí, tienen el "detalle" de darte una botella de agua , que se hace básico, pues el termómetro superaba los 40º y el calor húmedo se hace por momentos difíciles de soportar. También te dan unos calcetines ya que para entrar dentro del mausoleo es necesario descalzarse.
Una vez pasado el control de acceso, se entra en un patio con impolutos jardines y donde se alza la majestuosa Puerta principal Darzawa, realizada en arenisca roja y con una altura de trescientos metros.

Al fondo la Puerta Darzawa


   Una vez atraviesas la puerta,  ahí está el Taj Mahal !! la imagen soñada, irrepetible, única y que justifica muchos de los sinsabores de un viaje duro como es la India. A pesar del gentío local, pudimos contemplar desde un pedestal la belleza de la obra sublime del arte mogol, con tranquilidad, nadie se nos acercó, era nuestro momento, que nadie quiso estropear...





   Pasamos horas, saboreando cada rincón, cada detalle...el calor húmedo no pudo con nosotros. Delante del Mausoleo se encuentra el Chargah, un soberbio jardín de inspiración persa, cuya disposición responde a la idea islámica del paraíso, dividido en cuatro sectores, el elemento central es el estanque, que refleja en sus aguas, con una belleza difícil de describir con palabras, la imponente silueta del Taj Mahal.






La Mezquita
  Caminamos entre mujeres vestidas con sari, que nos miran con curiosidad y ardillas que corretean entre los jardines,  acercándonos hasta los dos edificios que se encuentran a ambos lados del Taj Mahal y que han quedado relegados a un segundo plano por la belleza del Mausoleo. Los edificios son gemelos, de arenisca roja y con tres cúpulas de color blanco. La del lado este es utilizada como mezquita y la del lado oeste desempeñó en su día funciones de hospedería real. Ambos edificios tienen también la función de enmarcar el mausoleo.



  

  
   El Taj Mahal se erige sobre una plataforma de marmol cuadrada, enmarcado por cuatro minaretes que resaltan la perfecta simetría de la obra, la altura del edificio sin el remate es igual a la longitud de cada uno de los lados. Destacando sobre el conjunto la gran cúpula rematada por una aguja de bronce. Nos vamos acercando, poco a poco, admirando el marmol meticulosamente tallado del zócalo, con  motivos florales y caligrafías de inspiración coránica y con incrustaciones de piedras preciosas, la belleza en su máxima expresión.








  Antes de entrar en el Mausoleo, hay que descalzarse, dentro se encuentran los cenotafeos de los dos amados, aunque las cámaras funerarias que podemos ver no son las verdaderas, que se encuentra en una plataforma subterránea, cerrada al público. La tumba de de Sha Jahan es el único elemento que rompe la simetría de toda la obra.  Al salir del Mausoleo, el cielo se tiñe de gris, el monzón nos amenaza y observamos uno de los milagros del Taj, como el cambio de la luz incide sobre el marmol blanco, veteado y taslúcido del Taj Mahal ofreciendo a nuestros ojos nuevas tonalidades, nuevos matices...



35 comentarios:

  1. Me muero de ganas de visitar este monumento... Lo único que me echa para atrás son las penalidades que todos contáis que se pasan en la India... Pero por lo que veo, al final compensa, no?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen,

      Gracias por tu comentario.
      El viaje a la India, entiendo que hay que verlo con perspectiva, pasado un tiempo para asimilar todo lo vivido, tanto lo bueno como lo malo. También, es un viaje que está bien vivirlo en primera persona, sin que te lo cuente nadie, no sé es difícil de explicarlo con palabras...

      Saludos.

      Eliminar
  2. La India parece un país increíble, pero me pasa como a Mari Carmen, no sé si estaré preparada para visitar un país donde hay tanta pobreza e injusticia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Artabria,

      La India es un país duro, si viajas como nosotros de una manera independiente, te encontrarás con situaciones que no vivirás en ningún otro país...tanto buenas como malas. Las desigualdades y la pobreza son brutales, te encontrabas hasta con gente durmiendo en las medianas de las carreteras...

      Saludos.

      Eliminar
  3. Una de las cosas que más me gustaron de la India, me pareció precioso y por lo menos una vez en la vida creo que hay que visitarlo. Muy acertado post para un día como hoy!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Babyboom,

      Gracias por tu comentario.
      El Taj Mahal es una preciosidad, se queda grabado en la mente para siempre. Adela, estaba esperando a que fuese día 14 de febrero para publicarlo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Victor qué ilusión este post!! Este verano, también en Agosto como vosotros, si todo va bien, visitaremos el Taj Mahal de camino a Nepal!!

    Sueño con visitar este sitio desde ni recuerdo cuando!!

    Un besote grande a los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verás cuando estés allí como te habrá merecido la pena dedicar esos pocos días a India...

      Eliminar
    2. Hola Carol,

      Gracias por tu comentario.

      Carol, me pasa como a ti visitar el Taj Mahal era una ilusión que tenía desde siempre, cuando lo ves por primera vez la emoción es indescriptible...

      Un beso.

      Eliminar
  5. Que día tan oportuno para publicar este post jejejeje... si es que eres un romanticón!

    Desde luego el Taj es un monumento que bien se merece un solo artículo. Como monumento, creo que es el más bonito que se puede ver en India. Te quedas anonadado cuando lo ves...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola tocayo,

      Me has pillado con el día que he publicado el post, jeje...

      Opino igual que tú, la India guarda grandes tesoros, pero sin duda el número uno es el Taj Mahal, es impresionante.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Un post perfecto para un día como hoy... El Taj Mahal siempre me ha llamado mucho la atención, sobre todo por la historia que hay detrás de su construcción... Gracias a tu texto, lo he sentido un poco más cerca! Ahora sólo falta ir a verlo en persona ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Madaboutravel,

      Gracias por tu comentario y por tus palabras.
      La historia que hay detrás de la construcción del Taj Mahal es muy bonita, una verdadera historia de amor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Victor, todavía es 14 de febrero así que llego a tiempo :)
    Yo estoy deseando ir a la India, debe ser duro, pero veo las fotos de los que habéis estado y no me quiero perder esas cosas por nada del mundo, y por supuesto quiero ver el Tal Mahal. Aunque no me gusta San Valentín, me ha encantado la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caliope,

      Gracias por tu comentario.
      A la India hay que ir para verla en primera persona. El impacto cultural de los primeros días es brutal, hay que ir mentalizado de que es un viaje fuera de lo habitual, duro.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Precioso monumento, por algo es uno de las 7 maravillas del mundo moderno. La India es un país con muchos contrastes, uno tiene que ir mentalizado por todas las desigualdades que puede encontrar. Realmente tenemos muchas ganas de visitar este país.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cincuentones,

      Gracias por vuestro comentario.
      El Taj Mahal es de tal belleza, que no se puede describir con palabras. La India es un país de fuertes contrastes, en la que es seguro que te encuentres con las situaciones más insospechadas...

      Saludos.

      Eliminar
  9. Aitor y yo tenemos muchas ganas de visitar el Taj Mahal, es uno de esos sitios de una lista larguisima que tenems pendiente de visitar. Por lo que contáis del país todos los que habeis estado allí debe ser una experiencia rara no?
    Un saludo

    unas fotos geniales ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel,

      Gracias por tu comentario.
      El viaje a la India sí que es una experiencia rara, los dos primeros días fueron "difíciles", el impacto cultural es brutal, luego poco a poco te vas adaptando.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Que bonito y que ganas de poder verlo con mis ojos, despues de ver tantas y tantas fotos. Por fin va a llegar ese momento soñado tantas veces, solo me quedan 15 días y me voy a La India.
    Enhorabuena por tu post, me a encantado.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Soledad,

      Gracias por tu comentario y bienvenida al blog.

      Me alegra que en pocos días vayas a conocer el Taj Mahal y otros monumentos de gran belleza, que alberga la India. Lo único, que hay que ir un poco mentalizado de las situaciones que te vas a encontrar, en especial si entras por Nueva Delhi.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Desde luego que una publicación excelente para el día de ayer, nosotros que lo vimos el año pasado nos encantó, encima lo vimos en un 2x1 que hicimos bastante curioso, así que nos permitimos entrar en 2 días consecutivos y disfrutarlo por la mañana y por la tarde.

    Totalmente recomendado hacerlo al amanecer cuando aún no hay tanta gente, porque es un sitio para relajarse y disfrutar.

    Un saludo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Carlos,

      Gracias por tu comentario.
      Tuvísteis mucha suerte para poder visitar el Taj Mahal en dos ocasiones con la misma entrada y además, la segunda con muy poquita gente cuando estaba amaneciendo.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Menuda preciosidad de lugar. Algún día, algún lo veré con mis propios ojos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alberto,

      Gracias por tu comentario.
      Alberto, ojalá pronto veáis esta belleza de monumento con vuestros propios ojos.

      Saludos.

      Eliminar
  13. Que precioso ..como me encanta esa tipica foto.
    Sueño con algun dia visitar la India es un pais que me atrae muchísimo!!
    Gracias por vuestras fotos chicos!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,

      Gracias por tu comentario.
      Estoy seguro que pronto vas a visitar la India.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Que preciosidad, estoy deseando poder conocer este impresionante monumento. Tengo pendiente este viaje!!! Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mafi,

      Gracias por tu comentario.
      La belleza del Taj Mahal es tal, que ya por si solo justifica el viaje a la India.

      Saludos.

      Eliminar
  15. El Taj Mahal es quizás el monumento de todos los que he podido ver que de cerca es mucho mejor de lo que imaginaba. Los detalles de trabajo en el mármol son de una delicadeza extrema. Una preciosidad acompañada de una romántica historia de amor que ha ayudado a engrandecerlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Teresa,

      Gracias por tu comentario.
      María Teresa, qué razón tienes en todo lo que dices, la visión en persona del Taj Mahal supera todas las expectativas creadas. Unido a la historia de amor, que dio lugar a la creación de la obra sublime del arte mogol.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. ¡14 hijos! Normal que la pobre no pudiera contarlo...
    El Taj Mahal es uno de esos sitios que se ha de ver al menos una vez en la vida (aunque eso implique viajar a la India, cosa que no me llama nada la atención de momento). Muy interesante el post.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena,

      Gracias por tu comentario.
      El Taj Mahal es de visita obligada para todo viajero, pero sí hay que tener en cuenta que la India es un viaje duro...

      Saludos.

      Eliminar
  17. :) :) :D, ná más que puedo sonreir ... porque macho ... no sé si seremos los únicos pero hemos coincidido en POST, ... me adelanto mejor que excepcional e ideal para la semana de San Valentín ... por la historia que lleva dentro ...

    Un saludo y gracias por compartir.
    Alfonso - www.thewotme.com -

    ResponderEliminar
  18. Hola Alfonso,

    Yo también me he reído un montón al pasar por tu blog y ver que hemos coincido en el post, jeje, muy bueno !!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar