El beaterio de Brujas

15 julio 2015

 
   El beaterio de Brujas, un remanso de paz en medio del bullicio de la bella y romántica Brujas. Casas encaladas ubicadas en un relajado entorno formado por un frondoso jardín de álamos, que nos trasladan por un momento a la época medieval en la que tienen origen los beguinajes, comunidades de mujeres, de todas las clases sociales, espirituales y laicas, que decidieron entregar su vida a Dios, pero al margen del poder eclesiástico y patriarcal de la época. Trece de estos beguinajes situados en Bélgica y Holanda han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 y entre ellos, el de Brujas.





Origen de los beguinajes

    El origen de los beguinajes se remonta al siglo XII, tras dos siglos de cruentas guerras, la población femenina sobrepasaba con creces a los hombres, los conventos recibían una demanda superior a su capacidad de ocupación, se vivían momentos de cambios en lo social y espiritual,  fue entonces cuando en 1180, en la ciudad belga de Lieja un grupo de mujeres funda el primer beguinaje, que pronto se extiende a lo largo de toda Flandes y Renania y progresivamente a otras zonas del norte y sur de Europa. Llegando a formarse más de cien beguinajes.
Las beguinas eran mujeres pertenecientes a todas las clases sociales, deseosas de llevar una vida espiritual, pero no de forma claustral, como dictaminaba la Iglesia, si no integradas en las ciudades.

beaterio beginhof brujas
beaterio beginhof brujas





beaterio beginhof brujas
    Se dedicaban al cuidado altruista de los enfermos y moribundos, participando activamente en los funerales, se ocupaban en la enseñanza como maestras de niños sin recursos, otras se dedicaban a la confección de encajes y a cambio, en gratitud y como pago de estos trabajos desinteresados, recibieron herencias y donaciones de las clases más pudientes. Vivían independientes, una auténtica ciudad dentro de la ciudad al margen del poder patriarcal y eclesiástico, lo que con el transcurso del tiempo les ocasionaría graves problemas. Tras dos siglos de expansión, se empezaron a crear las primeras fricciones y encontronazos con la Iglesia, que les acusaba de quedarse con las donaciones e  interpretar las Sagradas Escrituras de una forma peculiar. Señaladas como herejes y brujas, pagaron su libertad incluso con su propia vida, la beguina Marguerite Porete, fue quemada viva en 1310. El Papa Clemente V amenazó con excomulgar a quienes las protegieran. Ante tal situación de persecución, muchas beguinas decidieron integrarse en órdenes religiosas convencionales.

beaterio beginhof brujas
beaterio beginhof brujas





  En el siglo XVI las guerras entre los movimientos calvinistas y católicos frenó su crecimiento, con la contrarreforma se inició una nueva etapa de mayor control clerical, sustituyéndose las casas de madera, por las de piedra que aún se conservan. Tras la Revolución Francesa, en 1789 muchas de las propiedades fueron confiscadas. Ya en el siglo XX con la secularización y la emancipación de la mujer,el movimiento perdió su sentido de ser. El 14 de abril de 2013, falleció la última beguina, Marcella Patyn a la edad de 92 años, poniendo broche final con su fallecimiento a un sorprendente movimiento.

beaterio beginhof brujas
beaterio beginhof brujas





El beaterio de Brujas

   Situado a pocos minutos andando de la estación de tren, tras un agradable paseo al estar situado en un extremo del Parque Minnewater, llegamos al beaterio de la Viña, fundado en 1245 por la condesa de Flandes, Margarita de Constantinopla, benefactora de las beguinas. Gracias a la condesa, el beaterio de Brujas consigue su anhelada autonomía, sólo dependiendo del tribunal real.

beaterio beginhof brujas
beaterio beginhof brujas




beaterio beginhof brujas   Atravesamos una de las dos puertas de entrada y nos adentramos en una de las calles, circundada por un canal,  que conducen al corazón del Beaterio. Sus muros acogen en un ambiente de recogimiento, una treintena de pequeñas casas encaladas de blanco entorno a un cuidado jardín de álamos. Es interesante visitar la casa museo, precio 2 euros, que reproduce con fidelidad la casa de una de las beguinas durante la Edad Media y la pequeña iglesia del beguinaje.
Desde 1927, el beguinaje está habitado por un convento de monjas benedictinas, que se encargan de cuidar del antiguo beaterio y cerrar puntualmente sus puertas, a las 6,30 de la tarde. Si tienes suerte, puedes ver a alguna de ellas ocupada en sus labores.


beaterio beginhof brujas
beaterio beginhof brujas





   Una de las más bellas e idílicas imágenes del beaterio de Brujas, se obtiene desde el puente del beguinaje, asentado sobre tres arcos y situado sobre el lago del Amor, a través de él se accede  a la otra  puerta de entrada que data del siglo XVIII, ornamentada con la imagen de Santa Isabel de Hungría, integrado todo el conjunto en un entorno natural. En una de las orillas del Lago, puedes ver a los cisnes descansando de su intensa actividad nadando por él , mientras en el césped algún que otro visitante, se tiende al sol, aprovechando la bonanza del tiempo y otros se sientan al borde para intentar refrescarse con la cercanía del agua del Lago.

beaterio beginhof brujas
beaterio beginhof brujas

4 comentarios:

  1. El movimiento de las beguinas ha sido injustamente olvidado, quizá porque supuso un intento, aunque tímido, de sacar los pies femeninos del tiesto patriarcal. Como algunas órdenes religiosas, para muchas mujeres era la única alternativa de una cierta independencia, de poder desarrollarse fuera de los matrimonios, muchas veces concertados, y satisfacer así, de alguna manera, sus inquietudes personales e intelectuales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, aunque existen beguinajes en muchas ciudades de Bélgica y alguna en Holanda, es verdad que se visitan pero no todo el mundo conoce su significado. Es un acierto que hayan sido declarados Patrimonio de la Humanidad, para garantizar su conservación y fomentar su conocimiento.
      Un saludo
      Un saludo

      Eliminar
  2. Very beautiful place! I really like it :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Thanks Agnieszka, it`s a lovely and quiet place.
      Regards

      Eliminar