Parque Nacional de Tortuguero, el desove de las tortugas

24 septiembre 2013



   Una larga espera bajo la luz de la luna llena, la tortuga verde limpia la superficie de la arena y comienza con las patas a excavar, pero ¿ encontrará el lugar propicio para hacer el nido y desovar...? pasan los minutos y de repente, la tortuga decide dirigirse a otro lugar de la playa y con su lento caminar pasa  a escasos centímetros de nosotros, nos agachamos, contenemos la respiración, parece que no nos ha visto, la emoción aumenta por momentos. Otra tortuga verde parece que por fin se ha decidido a anidar y de pronto, en el mar surge la silueta de otra tortuga que acaba de llegar a la playa, nuevamente nos agachamos para evitar que nos vea no sea  que se asuste y regrese a la mar...





INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE TORTUGUERO

Plantaciones de bananeras camino de la Pavona
  La mejor época para ver el espectáculo del desove de las tortugas en la isla de Tortuguero es de julio a octubre. Cuando llegada la noche, miles de tortugas verdes se  aproximan a las playas en busca del lugar propicio para hacer el nido y si las condiciones son las adecuadas, desovar.
San Francisco, pequeño pueblo cerca de Tortuguero
Si queremos llegar en transporte público desde la capital San José, hay que coger dos buses y una barca. Un corto recorrido en taxi, hay que exigir taxímetro o "la maría" como lo llaman los ticos, nos llevó hasta la estación de buses Caribeños donde tomamos un bus con dirección a Cariari, 1640 colones por persona y dos horas de trayecto. En el recorrido el bus cruza el país por las selvas altas y atraviesa el Parque Nacional Braulio Carrillo.  Conviene comprar el billete con antelación si no se quiere tener que viajar de pie, a diferencia de España se venden más plazas que asientos tiene el autobús y es práctica habitual ver pasajeros que viajan de pie en los autobuses. En Cariari no hay que cambiar de estación, sólo cambiar de bus con dirección a la Pavona. El precio es de 1.100 colones. En Cariari, nada más bajar del bus te asedian los guías que con la excusa de preguntarte en qué hotel te vas a alojar, te intentan vender las distintas excursiones, lo mejor es llegar al Parque Nacional y allí estudiar y negociar las diferentes opciones, ruta por los canales 20 dólares y desove 20 dólares. Al llegar a Pavona, 12 :30 horas,  cogimos una barca a Tortuguero, precio 1600 colones, arrivando al Parque Nacional a las 2 de la tarde. El trayecto en barco es muy ameno discurriendo por bellos parajes naturales, el canal Tortuguero, el río Suerte y haciendo una parada en el pueblo San Francisco, mientras intentas divisar algún animal.
La calle central de Tortuguero
Para hacer la ruta por los senderos del Parque Natural es necesario pagar la entrada de 10 dólares por lo que si se hace también el tour de los canales, la mejor opción es hacerlo todo el mismo día evitando pagar dos veces.
El pueblo de Tortuguero es pequeño, destaca la calle principal donde se encuentran restaurantes, sodas, supermecados y tiendas de souvenirs. El alojamiento es modesto, cabinas de calidad parecida y a precio bastante económico.
Conviene llevar chubasquero, las precipitaciones son habituales en cualquier momento del día, inundando los caminos y haciéndolos intransitables. Debido a ello, para entrar en el Parque Nacional, precio 10 dólares, era obligatorio llevar botas de agua, las alquilan por 1 dólar en el pueblo.
Es necesario el uso de repelente para los mosquitos, aún así te picarán sí o sí, salvo que no dejes un milímetro de tu cuerpo sin rociar con repelente.

Cocodrilo que nos da la bienvenida camino de Tortuguero





EL DESOVE DE LAS TORTUGAS VERDES

Huellas de tortuga en la playa
    El principal motivo de haber incluído en la ruta por Costa Rica al pueblo de Tortuguero era para ser testigos de un momento mágico y emotivo, el desove de la tortuga verde, cuando entre los meses de julio y octubre miles de tortugas verdes arrivan de noche en las playas de Tortuguero para anidar después de haber recorrido en las migraciones miles de kilómetros. Misteriosamente las tortugas regresan a desovar en el mismo lugar donde nacieron. 
Habíamos contratado el tour del desove, 20 dólares, dos son los turnos en los que se distribuyen los grupos de 8 a 10 y de 10 a 12 de la noche. A las 7 de la tarde habíamos quedado con el guía que nos llevó a paso acelerado en la oscuridad de la noche hacia uno de los 5 sectores en los que se divide la playa y que se sortean cada día. Hay que llevar ropa oscura y está prohibido el uso de linternas y de cámaras fotográficas. Al llegar a nuestro sector situado dentro del Parque Nacional, esperamos en las llamadas estaciones de espera junto con otros cuatro grupos más, nos sorprendió negativamente que alguno de estos grupos eran excesivamente numerosos generando un ambiente poco propicio para el momento en que nos encontrábamos. Mientras,  el guía nos explicaba las diferentes especies de tortugas que van a desovar a Tortugero, la baula que es la tortuga marina de mayor tamaño, la cabezona, la carey de menor tamaño y la más perseguida y la verde que es la segunda en tamaño y la que veríamos esa noche. Nos relató como el Parque Nacional se fundó en 1975 con el objetivo de  proteger a Tortuguero, el lugar más importante de anidación del Hemisferio Occidental. También nos habló del programa de rastreadores creado en el año 2004, que consiste en que personas cualificadas, los rastreadores, cuando ven a una tortuga anidando avisan a los guías y en el caso de que esté desovando, una luz roja será la señal definitiva para acercarse al nido, en un grupo máximo de veinte personas.

Tortuga verde. Cortesía : Sea Turtle Conservancy / www.conserverturtles.org



 
    Tras unos minutos de tensa espera, comenzaron los primeros movimientos, una tortuga se había adentrado en la playa y buscaba afanosamente el lugar adecuado para anidar, se escuchaban movimientos de ramas, de arena y de repente sonó la señal de alarma y  vivimos uno de los momentos difíciles de olvidar, en otra dirección se encontraba una tortuga verde con paso cansino y estresada  que abandonaba la playa y se adentraba en el mar, después de haber intentado sin éxito desovar ante la atenta mirada de los presentes. Situación que por lo que nos explicaron era bastante habitual, sobre todo en tortugas jóvenes e inexpertas.
Mientras, el resto de grupos se fue a otra zona en la que una tortuga estaba desovando, pero nuestro pequeño grupo al ser el último no tuvo esa suerte y no pudo acompañarlos y nos tuvimos que quedar allí, esperando a que el rastreador nos diese una esperanzadora señal con la linterna roja de que comenzaba el desove. En la larga espera, una tortuga se movía lentamente de un lugar a otro de la playa intentando encontrar el lugar propicio para anidar, pasando a pocos centímetros de nosotros mientras nos agachábamos y conteníamos la respiración para que no viese nuestra silueta con la luz de la luna llena. Pasaban los minutos y la señal no llegaba, con el tiempo jugando en contra nuestra porque se estaba acercando la hora de finalizar nuestra visita y de pronto,  surgió una silueta nadando a pocos metros de la costa, era una tortuga verde que con andar cansino  se adentraba en la playa, nuevamente nos agachamos sobre la arena para que no nos viese y regresase al agua. 
Seguían corriendo los minutos y cuando parecía que no íbamos a tener la fortuna de ver el desove, por fin el rastreador dio la señal de la luz roja, nos acercamos corriendo al nido, pero la luz de la luna llena hizo que la tortuga probablemente viera nuestras siluetas, asustándose y dejando abandonado el nido a su suerte, aún así pudimos ver dos huevos en su interior.

El desove. Gentileza de Sea Turtle Conservancy/ www.conserverturtles.org






PASEANDO POR LOS CANALES DEL PARQUE NACIONAL

Iguana buscando los rayos del sol
    Habíamos contratado el tour de los canales, 20 dólares, lo que no sabíamos por falta de información de nuestro guía, era con lo que nos íbamos a encontrar al llegar poco antes de las 6 de la mañana al embarcadero del Parque Nacional, una canoa para ocho personas en la que tendríamos que remar...no habíamos remado en la vida y la canoa ni tenía chalecos salvavidas ni parecía muy estable, al menos no llovía, de momento...
Comenzamos la ruta por los canales, admirando la belleza de los mismos y en busca de la flora y la variada fauna que habita entre la exuberante vegetación tropical de sus márgenes. Los guías saben el lugar donde se encuentran habitualmente los animales, así encontramos una iguana de gran tamaño subida a un árbol que buscaba con afán unos inexistentes rayos de sol para mantener el calor corporal. La siguiente parada de la canoa fue junto a la rama de un árbol donde descansaban una pareja de crías de garza verde, que nos miraban con curiosidad.

Las tiernas crías de garza


Canoa surcando las aguas en uno de los canales de Tortuguero




    Pero, a los pocos minutos comenzó a llover con gran intensidad, ya no veíamos animales que se ocultaban por la torrencial lluvia y sólo deseábamos volver a salvo al embarcadero. Pero, el guía continuaba empeñado en seguir el recorrido, a pesar de tener que achicar agua del interior de la embarcación  y llegándose a formar olas que ponían en peligro la frágil estabilidad de la canoa. Al final gracias a nuestra insistencia la canoa regresó al embarcadero, con el consiguiente enfado del guía que vio el negocio frustrado.

Así diluviaba en Tortuguero

Paseando por los canales de Tortugero

 
 
El mono aullador saltando entre los árboles
    A la mañana siguiente, repetimos la ruta por los canales, pero en esta ocasión en una lancha motora, nuevamente tuvimos que pagar los 10 dólares por entrar en el Parque Nacional. El recorrido de casi tres horas, se hace un poco largo, pero fue mucho más tranquilo, seguro y la lluvia nos dio una tregua momentánea. De nuevo vimos a la iguana que continuaba en el mismo árbol del día anterior en busca de los escasos rayos de sol o las tiernas crías de garza verde.
Cotinuamos el bello recorrido por los canales, entre la espesa vegetación observamos los monos aulladores con sus atronadores aullidos que retumbaban en todo el Parque Nacional, monos blancos llamados así porque aunque tienen la mayor parte del cuerpo de color negro, la parte delantera del cuerpo es blanco. Y uno de los momentos más inesperados y gratificantes del paseo en barca entre el follaje del canal un caimán nos miraba fijamente, mientras intentaba camuflarse y pasar desapercibido.

El mono de cara blanca


Los ojos del caimán





RUTA A PIE POR EL PARQUE NACIONAL DE TORTUGUERO

    Nos adentramos en el sendero del Parque Nacional, provistos de las preceptivas botas de agua, sin ellas no te dejaban acceder al Parque, el camino es sencillo, salvo determinadas zonas embarradas y discurre paralelo a la playa. Es un bosque tropical muy húmedo con altas temperaturas sobre 26º y una media de precipitaciones anuales muy elevada. Nuevamente llamó nuestra atención el estremecedor sonido de los monos aulladores, del que proviene su nombre, que campaban a sus anchas por los árboles, los monos de cara blanca y los perezosos con sus lentos movimientos.

En el Parque Nacional provistos de botas de agua


Nuestro amigo el mono perezoso



 
La guatusa camuflada entre el follaje
    En el camino tuvimos la fortuna de observar a la guatusa, un pequeño mamífero roedor, difícil de observar durante el día, camuflado entre el follaje mientras se alimentaba de frutos.
Y llegó uno de los momentos más emocionantes de la ruta por el Parque Nacional, una pequeña serpiente venenosa conocida como la amarilla, por el característico y llamativo color de su piel, muy habitual en el Caribe costarricense.
Otro de los animales que vimos en el sendero fue el tucán,con su llamativo pico de vivos colores y que habitualmente va en grupo.

La serpiente amarilla muy habitual en el Caribe de Costa Rica

Ranita de los ojos rojos,  que vimos de noche en los jardines de nuestro alojamiento en Tortuguero

27 comentarios:

  1. Impresionante la fauna que habéis podido observar! una maravilla!

    Saludos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Verónica.

      En Tortuguero fue quizá donde más fauna vimos de todo el viaje a Costa Rica.

      Saludos

      Eliminar
  2. Qué bonitos recuerdos me trae tu viaje... Yo sí tuve la suerte de ver cómo los huevos de la tortuga caían uno tras otro en el nido. Algo muy muy emocionante. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mónica.

      Me alegra que el relato te traiga buenos recuerdos.
      Qué suerte que pudieras ver el desove de las tortugas. Nosotros cuando al final nos pudimos acercar a la tortuga, se asustó y se fue por pies...aún así pudimos ver los huevos en el nido.

      Un saludo

      Eliminar
  3. Que bonito!!
    Y la cantidad de animalitos..que a mi tanto me gustan.
    Enhorabuena por vuestros viajes!
    Un besin..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana.

      Vimos muchos animales en el viaje a Costa Rica, monos, serpientes, cocodrilos, caimanes... hasta el colibrí.

      Un besín

      Eliminar
  4. Que diversidad !!! Cuanto mas publicáis mas engancha este viaje.
    Tenemos que adelantarlo varios puestos en la lista.
    Creo que la rana os pillo in franganti.jajaja
    Un abrazo desde Las Palmas.
    http://siemprejuntosporelmundo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, chicos

      La ranita de los ojos rojos fue un momento muy especial, sí parecía de juguete !!

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Chulísimo! De Costa Rica mi hermana me ha contado maravillas y veo que no exageraba.
    Lo de la canoa no tiene nombre. Si había peligro para los turistas lo primero es lo primero. Desde luego, que falta de seriedad. Nos apuntamos mejor a la de la lancha entonces.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Helena.

      Lo de la canoa nos pilló de sorpresa y encima nos cayó el diluvio universal, achicando agua...pero bueno gajes del oficio de viajero. Al día siguiente sí que hubo más suerte en el paseo por los canales.

      Saludos

      Eliminar
  6. Cada vez que leo sobre Costa Rica, me entran más ganas de visitarla, aunque me temo que va a tener que esperar unos cuantos años. Las tortugas me encantan, ojalá pueda ver alguna vez en vivo y en directo su desove.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Verónica.

      Si os gustan los animales y la naturaleza, Costa Rica es el destino ideal.
      El ver pasar a las tortugas tan cerca, llegando y adentrándose en el mar y desovando fue un momento muy emocionante.

      Saludos

      Eliminar
  7. Debe de ser emocionante ver el desove, aunque eso de que haya tanta gente es un poco rollo. Increible la de animales que hay, la ranita es preciosa, me encanta. En cuento a lo de la canoa vaya tela, yo como Helena me apunto mejor a la de motor. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Caliope.

      El desove de las tortugas lo vimos demasiado masificado, perdiendo parte de su encanto, creo que sería conveniente que pusieran un cupo de gente.
      En teoría con la canoa ves más animales porque el motor los ahuyenta, pero si se pone a llover no ves nada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. En el PN de Tortuguero es quizás donde pudimos ver más animales entre todos los que visitamos en Costa Rica. La experiencia del desove de la tortuga me encantó; lo digo en singular porqué fue a principio de época y sólo pudimos ver un ejemplar desovando, de todas formas ya tuvimos suficiente.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María Teresa.

      Coincido contigo Tortuguero fue el lugar donde más animales vimos en Costa Rica.
      La experiencia del desove de las tortugas es increíble, la época alta es durante los meses de julio a octubre cuando miles de tortugas llegan de noche a las playas del Caribe Norte de Costa Rica a desovar.

      Un abrazo

      Eliminar
  9. Por fin tengo un rato para leer tu post sobre Tortuguero, un lugar fascinante donde tuve la suerte de pasar mes y medio. Me ha encantado leer tu relato sobre el tour de tortugas marinas, yo lo hice hasta catorce veces, todo un lujo. Qué pena no haberte podido hacer un cuestionario cuando estabas allí. Casi todos los turistas coinciden en la emoción que les causa ver a la tortuga, es algo que trataré en mi tesina, mucho trabajo por hacer ahora. Te animo a que leas mi post sobre Tortuguero y sus tortugas marinas, creo que te gustará. Muchas gracias por compartir tu experiencia sobre Tortuguero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Belén.

      Qué suerte que pudieras vivir hasta catorce veces la experiencia increíble del desove de las tortugas.
      Belén, siento que no hubiésemos coincido en Tortuguero y haberte ayudado con el cuestionario sobre tu tesina.
      Por supuesto, que ya he leído tu post sobre Tortuguero y sus tortugas marinas, te felicito de verdad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Vaya que cantidad de animales, una pena que diluviara cuando ibais en la barcaza. La ranita de ojos rojos, la verdad es que es super mona con ese colorido.
    Esperamos más capítulos.
    Saludos, Cati.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, chicos.

      Fue una lástima que nos diluviara en la canoa, pero el tiempo en Tortuguero es así. Al día siguiente sí que tuvimos más suerte en el paseo por los canales.
      La ranita de los ojos rojos es una monada, parece de juguete.

      Saludos

      Eliminar
  11. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José María.

      Bienvenido a El mundo a tus pies.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Que razon tienes, por.mucho que te rocies de antimosquitos te pican si o si, jejejeje. Yo acabe que parecia una paella valenciana!!! El desove de las.tortugas es epectacular, a pesar de que nosotros lo vimos en Nicoya.es un espectaculo que no olvidaremos en la vida!!! Un abrazo!!! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Babyboom, los mosquitos en Tortuguero nos acribillaron sobre todo cuando estuvimos de noche en la playa esperando el desove. La humedad era tremenda, recuerdo un día que dejamos el portatil una media hora encima de una mesa al aire libre y empezó a fallar la pantalla por la humedad...

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. El desove de tortugas tiene que ser una experiencia especial. Aunque sólo llegarais a ver 2 huevos, el simple hecho de estar allí viendo las tortugas salir del mar, buscando su hueco ya tiene que ser espectacular. Y ver toda esa fauna por la zona también. A ver si algún día vivo esta experiencia en primera persona!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Anna.

      La experiencia en Tortuguero fue muy enriquecedora, el desove de las tortugas y la gran fauna que nos encontramos en el paseo por los canales y por el Parque Nacional, hacen que merezca la pena la visita.

      Saludos.

      Eliminar
  14. que mes fueron y que mes recomiendan ir ?

    ResponderEliminar