Saboreando Indonesia VII

05 noviembre 2012

LA CUEVA DE GOA GAJAH Y VISITA AL CENTRO DE UBUD


   
     Leyendas de elefantes, figuras demoniacas y guardianes que ahuyentan a los malos espíritus, grutas que conducen a lo desconocido, historias de templos centenarios, naturaleza en estado puro...ése era nuestro planning para el día de hoy en Bali.
Después de la experiencia del día anterior, decidimos aventurarnos a movernos en bemo por la isla. Sabíamos que la parada de bemos se encontraba en las proximidades del mercado central de Ubud, lo que no sabíamos pero que no tardaríamos mucho en descubrir es que daba igual a dónde fuera el bemo en cuestión, porque aunque fuera en sentido contrario, al ser extranjero cambiaba la ruta sobre la marcha y la adaptaba a tí por un motivo muy sencillo y es que te cobraba bastante más de lo que pagan los locales.
Nada más llegar a las inmediaciones del mercado, el conductor de una destartalada furgoneta nos preguntó a donde íbamos, tras un rápido regateo nos cobró por acercarnos a Bedulu 15.000 rupias por persona, nos pedían en un principio 20.000 rupias, luego nos enteramos que el precio justo para los extranjeros sería no más de 5.000 rupias. La sorpresa llegó al subirnos al bemo cuando vimos como algún local se bajó de la furgoneta tras discutir con el conductor y no porque se sintieran incómodos por nuestra presencia si no porque el conductor le compesaba más acercarnos hasta Bedulu que seguir la ruta prevista inicialmente...
En el bemo camino de la Cueva del Elefante
Vista del recinto religioso


     Apenas a 20 minutos de Ubud se encuentra la localidad de Bedulu, pero nuestro objetivo no era visitar la villa si no la Cueva de Goa Gajah, conocida también como Cueva del Elefante y el nombre no viene  porque hubiese habido elefantes en el pasado, si no porque en las proximidades de la cueva pasa un río llamado Petanu, conocido también antiguamente como río Elefante.

Camino de la Cueva Goa Gajah




Estanque decorado con esculturas femeninas
    
    Previo paso por taquilla, 15.000 rupias, descendimos unas escaleras hasta llegar a una explanada considerada un lugar sagrado para los balineses. En medio de un bellísimo y exuberante paraje natural se encuentra un estanque cuyos caños están decorados por esculturas femeninas que abrazan una ánfora de la que emana agua, excavadas en 1954. A pocos metros del estanque se encuentra la entrada a la cueva.

La imagen de un demonio se alza sobre la entrada de la cueva para ahuyentar a los malos espíritus



   
En la entrada a la Cueva de Goa Gajah
    Aunque los orígenes de la gruta datan del siglo XI, hubo que esperar a 1923 a que fuese descubierta por un grupo de arqueólogos holandeses y desde 1995 ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Sobre la entrada a la cueva está tallado el rostro que asemeja la imagen de un demonio, para atemorizar a los malos espíritus y ahuyentarlos de la cueva. Accedimos al  interior de la cueva que tiene forma de T, donde en medio de la casi completa oscuridad destacan, iluminadas tenuamente por velas, las imágenes de Ganesh, deidad hindú con su característica cabeza de elefante y símbolos fálicos que invocan a la fertilidad.
Ganesh
Símbolos fálicos

   



















Caminando por la naturaleza en estado puro
     A la salida de la gruta nos adentramos por un paraje boscoso, próximo a la misma, donde descubrimos en medio de la naturaleza, pequeñas grutas con cascadas y  sorprendentes imágenes talladas sobre las rocas representando lo que parecían ser  imágenes demoniacas. Caminamos en medio de la naturaleza y de árboles centenarios con raíces enormes que trepaban sobre los troncos y cómo no, fuimos testigos del omnipresente rito diario de las ofrendas a los dioses, canang sari.

Ofrendas a los dioses, canang sari
 
Imágenes talladas en piedra





De regreso a Ubud en bemo
    

   A la salida, regresamos a Ubud nuevamente en bemo que nos dejó junto al Mercado Central, donde conviven en pocos metros cuadrados un sinfín de puestos de artesanía local y de comida. La visita nos decepcionó sobre todo por los malos olores y la suciedad que se concentran entorno a los puestos de comida. Más interesante resultó la visita al pequeño templo balinés que se halla en una de las entradas del concurrido mercado.


Puesto de flores en el Mercado Central de Ubud

Ofrendas en el Tempro próximo al Mercado Central de Ubud




Pura Saren Agung
    A pocos metros del mercado se encuentra uno de los lugares más visitados en el centro de Ubud, el Palacio Real o Pura Saren Agung. La visita es gratuíta, pero sólo se puede acceder a determinadas dependencias, ya que la familia real vive en el Palacio. Paseamos por sus cuidados jardines donde destaca la puerta de acceso al recinto, dorada y rematada con motivos florales y protegida por dos guardianes que alejan a los malos espíritus, tallados en piedra y ataviados con el sarong de tela poleng con cuadros de color blanco y negro que simbolizan la dualidad del bien y el mal tan presente en la religión balinesa. Otra de las dependencias interiores que se pueden visitar es el baleagung un bello pabellón al aire libre y porticado, que hace las veces de reunión y ceremonias. Todas las tardes a las 7: 30 un espectáculo de danza tradicional balinesa se representa en el Palacio Real.

Guardianes protegiendo y ahuyentando los malos espíritus, al fondo la monumental puerta de entrada

Baleagung, pabellón al aire libre y porticado





Pura Marajan Agung
    


    A la salida del Palacio Real, caminamos hasta el templo privado de la familia real, Pura Marajan Agung. El acceso al recinto religioso no está permitido, pero sí se puede admirar la magnífica entrada presidida por una puerta de madera de color oscuro con remates dorados y sobre la misma se alza una espectacular imagen tallada en piedra de Garuda, figura mitológica con forma de ave, está considerada una divinidad menor dentro de la religión hinduísta y habitualmente transporta al dios Visnu.

Detalle de Garuda y de la puerta de entrada




     Posteriormente, nos dirigimos a otro de los templos más importantes del centro de Ubud, el Pura Desa Ubud situado en jalan Raya y presidido por una de las simbologías de la religión balinesa el trono vacío que evoca a Acintya el dios todopoderoso, ya que no se suele representar ni tampoco recibe ofrendas, si no a través de los demás dioses, que son manifestaciones del propio Acintya.

Pura Desa Ubud con el trono vacío que evoca a Acintya


26 comentarios:

  1. Que buenos recuerdos me trae tu viaje!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María,

      Gracias por tu comentario.

      Me alegra que el post te traiga buenos recuerdos.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Que maravilla de lugares... pero me parece muy fuerte lo de la furgoneta, primero que os cobren esa barbaridad y luego que cambien la ruta. Luego no me extraña que la gente esté cansada del turismo...
    Muy bonito viaje Victor, seguiremos atentos al relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cool,

      Gracias por tu comentario.

      El viaje en bemo no es caro, pero lo que no nos gustaba es que tuviéramos que pagar bastante más de lo que pagaban los locales por el mismo trayecto.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Me da una rabia que se aprovechen así de los turistas... Pero es lo que tiene el viajar, que al final al turista siempre le encarecen el precio de las cosas. Por cierto, el precio del bemu fue para ida y vuelta o solo para la ida??
    Qué bien que pudiérais presenciar el rito de la ofrenda! Seguro que estuvo genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen,

      Gracias por tu comentario.

      El precio del bemo es por trayecto y por persona. El rito de las ofrendas a los dioses lo veías habitualmente y en muchos sitios, por ejemplo en una tienda, una casa, un templo...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Que tal Victor??
    Nosotros tenemos grandes recuerdos de nuestra estancia en Bali, tuvimos la suerte de conocer la ONG de Begoña, una española en quien confiamos para nuestras visitas en Bali. Y fue todo genial.
    Ahora te contestare en mi blog sobre las dudas de Vietnam.

    Un abrazo desde Las Palmas.

    Javier y Deborah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Deborah y Javier,

      Gracias por vuestro comentario.

      La web de la ONG de Begoña es muy útil. Nos sirvió de ayuda en Bali y también para aprendernos alguna frase local, que comentaremos en el siguiente relato...

      Abrazos.

      Eliminar
  5. Al final en todas partes cuecen habas, respecto a los timos a turistas y lo de cobrar de más, pero por lo que se ve en las fotos del post merece la pena pasar esos pequeños tropiezos.
    Me están encantando estos relatos. A ver si más pronto que tarde, puedo seguir vuestros pasos y lanzarme a descubrir este precioso país.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena,

      Gracias por tu comentario.

      Lo de cobrar más a los turistas es por desgracia muy habitual en muchos países del Sudeste Asiático, en especial en el tema de las entradas con dos taquillas diferentes y con una diferencia de precio abismal. El que nos cobrasen más en el bemo que a los locales fastidiaba, pero en euros era poco dinero.

      Saludos.

      Eliminar
  6. que recuerdos madre mia jajaja
    la verdad es que se me han puesto los pelos de punta al acordarme de lo bello que es Ubud
    gran entrada
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bleid,

      Gracias por tu comentario y tus palabras.

      Bleid, me alegra que el post te traiga buenos recuerdos de Ubud.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Precioso reportaje. Muy curioso este bosque lleno de imágenes talladas sobre las rocas. El paseo por todos estos lugares con sus ofrendas muy interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cincuentones,

      Gracias por vuestro comentario.

      Las imágenes talladas en las rocas en el paraje boscoso próximo a Goa Gajah eran sorprendentes, representaban lo que parecían ser imágenes demoniacas.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Cómo impone la entrada a la cueva!! Siempre hay alguna mala experiencia en los viajes, el caso es que las buenas las superen y nos las hagan olvidar :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Artabria,

      Gracias por tu comentario.

      Nos gustó la visita a la Cueva de Goa Gajah, no sólo por la cueva en sí, si no también por el entorno natural.

      Saludos.

      Eliminar
  9. Hola Victor,

    Aunque Bali me pareció precioso, cosas como lo que comentas de cobrar de más, etc, etc. fueron las que no me dejaron buen recuerdo de esta isla. En el único lugar de Indonesia donde me sentí engañada y estafada fue en Bali. Aún así la isla es muy bella, pero creo que se les ha ido de la mano en el tema turismo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carol,

      Gracias por tu comentario.

      Ubud tiene muchísimo turismo, pero cuando te alejas un poco de la ciudad descubres la verdadera esencia de Bali y merece mucho la pena.

      Un beso.

      Eliminar
  10. Wowwww ... me ha encantado éste lugar, creo que debería convertirse en un "básico" para cualquier viaje a Bali ... que bueno!.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso,

      Gracias por tu comentario.

      Como bien comentas la Cueva de Goa Gajah y la visita al centro de Ubud son lugares imprescindibles en un viaje a la isla de Bali.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Me estoy leyend todas las entradas que tenía pendientes del tirón y no dejo de alucinar con vuestro viaje, vaya experiencia visitar esos sitios tan maravillosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caliope,

      Gracias por tu comentario.

      El viaje a Indonesia fue una experiencia increíble, que superó nuestras expectativas.

      Saludos.

      Eliminar
  12. Me está dando miedo elegir un día estas islas como destino... Hay infinidad de lugares para ver!!! Como para estar eligiendo... La cueva no tenía ni idea de que existía... y cada vez que leo algo de Indonesia descubro cosas nuevas. Me da a mi que ni con un año se ve todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tocayo, sí que tiene Indonesia lugares para elegir. Templos, naturaleza, playas...difícil escoger.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Otro rincón más de Asia que nos pone los dientes largos. Sabemos que se acerca el momento de visitar Asia y lo estamos pensando. Toda esta información nos vendrá de lujo. ¡Qué idílico es todo jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias !!

      Me alegra que os sea útil el post.

      Indonesia y el Sudeste Asiático en general es siempre un buen destino y tan diferente a lo que estamos acostumbrados a vivir en Europa, que lo hace muy atractivo.

      Un saludo.

      Eliminar