Mont Saint Michel

27 mayo 2014


mont saint michel    Mont Saint Michel, imagen onírica desde siglos, la llamada "Maravilla de Occidente" desde el medievo. Patrimonio de la Humanidad desde 1979, está erigido sobre un islote de granito de un kilómetro de diámetro, que se levanta a 80 metros de altura, situado en el centro de una inmensa bahía, bañado por las mayores mareas de Europa y unida a ella por un dique insumergible levantado en 1879. Y en lo más alto del Mont Saint Michel se alza la omnipresente visión de la Abadía gótica benedictina, construida según la tradición tras los tres sueños que tuvo San Aubert, obispo de Avranches en el año 708. Convirtiéndose desde la Edad Media en un importante lugar de peregrinación.




   A escasos kilómetros de la llegada, se empieza a vislumbrar, a ambos lados de la carretera según vas circulando, la emblemática visión del Mont Saint Michel y aunque lo intentamos, es casi imposible apartar la mirada de la onírica imagen, ejerciendo un magnetismo sobre uno, como si de un imán se tratase . La primera vicisitud es buscar dónde aparcar el coche, varios son los aparcamientos habilitados al efecto, pero todos de pago y con una tarifa plana de 12,50 euros, pero con una excepción, esperar a las 7 de la tarde, a partir de esa hora el aparcamiento es gratuito. Aunque ello conlleva perder la ocasión de visitar el interior de la Abadía, que cierra de mayo a agosto a las 7 de la tarde, la última entrada es a las 6. Precio de la entrada 9 euros.

mont saint michel
Vista de Mont Saint Michel con la marea baja desde el mirador de la Place du Barrage



 
 
mont saint michel
Mont Saint Michel con la pasarela en construcción
    El aparcamiento está situado a 2,5 km del Mont Saint Michel, dos son las opciones para llegar al icono normando, a pie, para ello se está construyendo una pasarela que será inaugurada a lo largo del año 2014 o bien coger un bus lanzadera gratuito que va haciendo varias paradas por el camino, es aconsejable hacer una parada en la Place du Barrage que cuenta con un excepcional mirador del Mont Saint Michel. 
El día no acompañaba, el cielo encapotado y el ambiente frío y desapacible, en esos momentos la marea estaba baja, pero sabíamos a ciencia cierta que al anochecer la marea iría subiendo hasta rodear por completo la colina donde se asienta la abadía con el pueblo fortificado a sus pies, completando un espectáculo que se antojaba maravilloso.


mont saint michel
La abadía y a sus pies el pueblo fortificado



 

mont saint michel
Caminando por la Gran Rue
  Accedimos a la ciudadela amurallada por la Puerta Bavole, la única puerta abierta en la muralla, edificada en 1590 por Gabriel du Puy, atravesamos el patio de l'Avanceé donde se encuentra el Cuerpo de Guardia de los Burgueses, del siglo XVI, hoy es la oficina de Turismo y a su lado los cañones ingleses conocidos como las Michelettes.
Seguimos el camino hasta la Puerta del Baluarte Bulevar, que data de finales del siglo XV, más adelante la tercera puerta fortificada de Mont Saint Michel, la Puerta del Rey con su característico rastrillo y que da acceso a La Gran Rue, la única y angosta calle de subida hasta la Grand Degré, la escalinata que conduce a la Abadía y que desde la antigüedad era el camino utilizado por los peregrinos para acceder a la abadía.

mont saint michel
La abadía benedictina a la que se accede a través de la Grand Degré



 

    La Gran Rue pespunteada de edificios clasificados como monumentos históricos como la vivienda del Rey, que hoy es el Ayuntamiento, la casa de la Arcada, la Sirène, antiguo albergue medieval o la Iglesia parroquial del siglo XVII. Algunos de estos edificios medievales son ahora pequeños museos, tiendas donde comprar galletas y caramelos de mantequilla salada, alojamientos con encanto o restaurantes donde degustar,la especialidad local, el cordero pré-salé.

mont saint michel
La Puerta del Rey en Mont Saint Michel

mont saint michel
La Gran Rue jalonada por tiendas, restaurantes, hoteles y pequeños museos




 
    Subiendo por una de las escaleras que da acceso a la parte alta de las murallas, nos adentramos en el estrecho pasillo de las murallas descubriendo otra visión del Mont Saint Michel, las vistas del  litoral y en lo más alto, alzándose sobre los bellos tejados medievales de pizarra, la imagen omnipresente y vigilante de la Abadía benedictina.

mont saint michel
La Gran Rue vista desde lo alto de las murallas

mont saint michel
La abadía benedictina se alza por encima de los tejados de pizarra



 

 
marea mont saint michel
La marea subiendo en Mont Saint Michel
   El Mont Saint Michel se eleva sobre la marea más profunda del Viejo Continente, en marea baja el agua se retira hasta 15 kilómetros y regresa "como un caballo a galope".
No nos quisimos perder la subida de la marea, ver cómo Mont Saint Michel se  va cubriendo de agua hasta quedar completamente rodeado por todas partes. Es importante conocer el horario de las mareas para programar tu visita y para ello, puedes consultar la web donde se publica la tabla de mareas .Tuvimos la inmensa fortuna de que nuestra visita coincidiese con la marea alta, y así al anochecer contemplamos el singular espectáculo, mientras los turistas se agolpaban en la terraza de uno de los torreones para no perderse detalle alguno.


marea mont saint michel
La marea regresa a Mont Saint Michel "como un caballo a galope"

 

 

    Al anochecer nos despedimos de Mont Saint Michel de la mejor manera posible, acercándonos nuevamente en el bus lanzadera al mirador emplazado en la Place du Barrage. La silueta de Mont Saint Michel iluminada, rodeada de agua, perdurará para siempre en nuestra  memoria de los Grandes Viajes.

mont saint michel
Vista nocturna de Mont Saint Michel

mont saint michel
Mont Saint Michel desde el mirador emplazado en la Place du Barrage

22 comentarios:

  1. Qué preciosidad de lugar... Nunca me había llamado especialmente la atención, pero con tus explicaciones me han entrado muchas ganas de ir. Un saludo! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por vuestro comentario.

      Mont Saint Michel es muy especial, hay que conocerlo y a ser posible con marea alta.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Parece de ensueño!!!
    Siempre veré en ella a Minas Tirith ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Verónica.

      Mont Saint Michel sí que es de ensueño, a pesar de ser un lugar muy turístico.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Yo estuve esta semana Santa y me enamoró. (Estoy subiendo mi viaje y pronto me tocará Saint Michel) Que suerte tuvisteis, el día que fuimos nosotros no cabía mas gente allí. Me imagino lo que debe de ser en Agosto pfff
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen.

      Nosotros esperamos a las 7 de la tarde, nos ahorramos el parking que es dinero y contemplamos Mont Saint Michel, al anochecer, en todo su esplendor y con marea alta. Todo un espectáculo.

      Un saludo

      Eliminar
  4. Como han cambiado las cosas. Nosotros estuvimos a finales de 2011 y el tema de los aparcamientos actuales aún estaba en proyecto. Recuerdo que el primer día llegamos por la noche, sobre las ocho, y aparcamos a 50 metros de la muralla de Mont Saint Michel. A esas horas no pagamos nada. Lo vimos de noche y pensamos que al día siguiente no podríamos aparcar tan cerca ni locos. Lo hicimos, aparcamos en el mismo lugar, aunque esta vez pagamos 6 euros.
    Los parkings actuales estaban en obras y no había lanzaderas ni nada de eso.

    No os perdisteis nada por no entrar a la Abadía. Nosotros entramos porque por aquel entonces eramos menores de 26 años y al ser ciudadanos de la UE, la entrada era gratuita, pero si hubiésemos tenido que pagar nos arrepentiríamos seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mikel.

      Sí que han cambiado la cosas, ahora hay un parking de pago y un bus lanzadera que te acerca a los miradores y a Mont Saint Michel. Cuando lo visitamos quedaba ya poco para finalizar la nueva pasarela.
      La abadía no pudimos visitarla, pero por lo que cuentas no nos perdimos mucho.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias, Elisabet.

      Me alegro. Acuérdate de mirar el horario de mareas cuando visites Saint Michel.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. La verdad es que este es uno de esos lugares que lleva tiempo en mi lista de destinos soñados!! A ver si pronto puedo cumplir con ello!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carmen.

      Mont Saint Michel es uno de los lugares que hay que visitar sí o sí. Espero que pronto tengas ocasión de visitarlo.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola Victor!
    No e podido pasarme mucho esta temporada ,pero se que seguís ahí y que tengo que leeros por que sabes lo mucho que me gusta el Blog.

    Me a encantado ,es precioso el lugar!
    Seguir viajando muuucho!!
    Besinos a los dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana !!

      Tus comentarios son los que me animan a seguir adelante con el blog y que merezca la pena tantas horas invertidas en El mundo a tus pies.

      Un besín.

      Eliminar
  8. Qué lugar tan chulo y que ganas de visitarlo, al anochecer debe ser un momento mágico y si encima pilláis marea alta como fue vuestro caso pues perfecto, a ver cuando puedo acercarme por allí, me encantaría conocerlo!!! Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Babyboom

      Mont Saint Michel es un lugar mágico. De noche, cuando los turistas ya se han ido, es el mejor momento para contemplarlo desde el mirador situado en la Place du Barrage y a ser posible con marea alta. Una imagen inolvidable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Este es uno de los lugares que nos gustaría visitar. Un reportaje muy interesante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por vuestro comentario, cincuentones.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Un lugar de cuento ... qué ganas tengo de conocerlo .... aunque en sí, Francia lo tengo bastante olvidada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Alfonso es como un lugar de cuento, mágico. Francia es un país con muchos alicientes para los viajeros.

      Un saludo

      Eliminar
  11. Que recuerdos más bonitos me ha traído leer tu post. Sin duda es un lugar que se debe visitar sí o sí. Yo fui en 2011 en agosto y lo visitamos super temprano para no encontrarnos con mucha gente, cuando salimos aquello estaba abarrotao.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por vuestro comentario y bienvenidos a El mundo a tus pies.

      Me alegra que el post os haya traído buenos recuerdos de vuestra visita a Mont Saint Michel.

      Un abrazo.

      Eliminar