Chicago, la ciudad del viento IV

25 junio 2012

PASEANDO POR LINCOLN PARK, OLD TOWN, EL RÍO CHICAGO Y WRIGLEY FIELD

   
     El cuarto día en Chicago comenzaría en contacto con la naturaleza y el mundo animal, visitando el invernadero y el zoo de Lincoln Park, continuaría con la bella y sorprendente arquitectura de  Old Town y finalizaría el día  paseando en barco por el Río Chicago, desde donde admiraríamos el espectacular skyline de la ciudad. Y al día siguiente, nos despediríamos de la Ciudad del Viento visitando Wrigley Field, el estadio donde juega el mítico equipo de béisbol de los Chicago Cubs.





   
Frondosa vegetación
      Iniciamos la visita en el Invernadero de Lincoln Park, para llegar tuvimos que coger dos autobuses, que tardaron más de la cuenta, por las numerosas paradas del bus a lo largo del recorrido y la menor frecuencia de paso al ser domingo. El invernadero fue construído entre 1890 y 1895 como consecuencia del interés victoriano en la horticultura. Fue diseñado por el arquitecto local Joseph L. Silsbee. La visita  nos gustó mucho, por la variedad de especies que allí se exhiben en un espacio pequeño y por el ambiente que le rodea. Primero, se accede a la casa de las palmeras, una sala con plantas tropicales y exóticas como la sausage tree de origen africano, con su peculiar forma, en ella  nos podemos encontrar con  más de dos docenas de diferentes tipos de  palmeras y una frondosa vegetación que parece trasladarte por unos momentos a un paraje tropical, a ello contribuye la humedad y el calor que allí se respira y que ayuda a preservar las plantas.


Ambiente tropical

Sausage tree


    

   
   
Sala de las orquídeas
     La siguiente dependencia que visitamos fue la de las orquídeas, considerada la sala estrella del invernadero.  Cientos de orquídeas de todo tipo de especies y colores,  blancas, rojas,... nos rodean, procedentes de diversos países, incluído España y de diferentes tamaños. Completa el conjunto de la sala una fuente. Mientras disfrutas del recorrido, admirando las orquídeas,  vas escuchando la música ambiental. y no nos podemos olvidar de las plantas carnívoras tropicales que conviven en esa sala y que no pueden dejar de echar un vistazo.


Orquídeas de colores

La sala de las orquídeas de gran belleza



    
El invernadero
    Después,  regresamos a la sala donde iniciamos la visita, pero paseando por otras dependencias, que no habíamos visitado anteriormente, con plantas exóticas, como la red cats-tail de origen indio y con una forma muy peculiar y red tower ginger, procedente del Centro y Sur de América, con vivos colores. Otro aliciente de la visita al invernadero es que no hay que pasar por taquilla.

Red cats- tail


Red tower ginger


   
    
El oso polar en la piscina
    A pocos metros del invernadero, se encuentra una de las entradas al Zoo de Lincoln Park,  considerado el zoológico público gratuíto más antiguo de Estados Unidos,  inaugurado en 1868.  Lo que más nos gustó de la visita fue el oso polar, que cada poco se refrescaba, nadando en una gran piscina  y que hacía que fuera imposible verlo fuera del agua y los cinco gorilas que nos dejaron fuertemente impresionados, sobre todo cuando se golpeaban el pecho en plan tarzán. Aunque lo más divertido,sin duda, fueron los monos, con sus cabriolas, que no paraban quietos un segundo y que para hacer la gracia se golpeaban contra el cristal que los separa del público, mirando después a uno y otro lado, saludando a los allí presentes.

Gorilas en el zoo


Vistas del skyline desde Lincoln Park


   

      Nos dirigimos luego al distrito de Astor Street, las clases más pudientes de la ciudad se trasladaron al barrio en 1880 y durante sesenta años construyeron sus casas en diferentes estilos arquitectónicos. Hoy en día perviven estas mansiones junto con edificaciones modernas, a lo largo de las seis manzanas que forman el distrito. Paseamos por Astor Street, contemplando la arquitectura y las zonas ajardinadas con tulipanes que daban una nota de colorido al barrio y que ya habiámos visto en otras zonas de Chicago.

Tulipanes en Astor Street



En Old Town
    Old Town Triangle Historic District, está considerado el barrrio que cuenta con los edificios más antiguos de Chicago, en su mayoría de la época victoriana. Iniciamos la visita en West Eugenie Street, admirando entre otras construcciones las Casas en Hilera Olsen - Hansen, ejemplo de estilo Reina Ana, fueron construídas en 1886  por el arquitecto noruego Harald M.Hansen. De las doce casas que se construyeron,  sólo se conservan actualmente cinco de ellas. Las casas tienen las siguientes características :  porches victorianos, torretas en lo alto de la fachada, diferentes estilos de ventanas y diversos materiales en la construcción de cada casa.
Casas en Hilera Olsen - Hansen



En Menomonee Street
    Continuamos callejeando por Old Town, por la calle Menomonee Street, donde descubrimos pequeñas casas de madera unifamiliares, pintadas en alegres colores, blanco, azul... con sus porches y sus altas escaleras de acceso a las mismas, decoradas con motivos victorianos. Qué preciosidad !!

Deliciosas casas de madera

Casas de madera de alegres colores

    

Water taxi
     Habíamos estado esperando a que el tiempo mejorase para pasear en barco por el Río Chicago, pero en vez de mejorar, el tiempo empeoraba. Cuando fuimos a comprar el ticket,  empezó a llover, por lo que decidimos tomar el Water taxi, en vez del Chicago River Architecture Tour. Las diferencias son que el Water Taxi es mucho más barato, 7 euros ticket para todo el día y que en el Chicago River Architecture Tour un guía te va explicando, en inglés,  los diferentes edificios que vas viendo desde el barco. Por las fechas en las que hicimos el viaje a Chicago, finales del mes de abril, nos quedamos con las ganas de hacer el paseo por el Lago Michigan para poder ver Chicago desde el agua, con otra perspectiva, pero  aún no estaba operativo.



Vista de Wrigley building desde el río Chicago


Paseando por el Río Chicago


   

Puente levadizo en el recorrido
      Nos subimos al Water taxi en la parada inicial que se encuentra cerca del edificio Wrigley. En el recorrido, que dura ida y vuelta cincuenta minutos,  va haciendo varias paradas, siendo la última Chinatown. Desde cubierta, y a pesar de la intermitente lluvia, del frío y del cielo plomizo que nos cobijaba,  disfrutamos admirando el impresionante skyline de Chicago, así como los diferentes puentes levadizos que íbamos atravesando a nuestro paso durante el paseo y que según te ibas alejando de punto de partida, van perdiendo belleza y conservación, al igual que el skyline se va diluyendo poco a poco bajo el cielo de Chicago.
Skyline de Chicago, perspectiva desde el río

Impresionante el paseo por el río Chicago



     
Wrigley Field
      A la mañana siguiente, cogimos el metro, línea roja parada en Addison,  para acercarnos hasta el mítico estadio Wrigley Field, situado en Lakeview y sede del conocido equipo de béisbol Chicago Cubs. Antes de llegar al estadio, te encuentras varias tiendas en la que venden todo lo relacionado con los Cubs y en las que te puedes equipar para parecer un cubbie. El estadio fue diseñado por Zachary Taylor e inaugurado el 23 de abril de 1914, siendo el campo más antiguo de toda la Liga Nacional.



Leyendas de los Chicago Cubs


El marcador del estadio



Interior del mítico estadio
     El encanto del estadio viene dado porque no ha sido renovado en su totalidad, manteniendo la estructura metálica y de madera de los estadios de antes y que lo hacen muy atractivo para el visitante. Nos llamó mucho la atención, en el exterior del campo,  los "rooftops" gradas de pago, situadas en lo alto de los edificios que rodean al estadio y que tienen vistas al campo.
Y con la visita a Wrigley Field, nos despedimos de Chicago, la Ciudad del Viento,  con el deseo de que si volvemos a Chicago, no dejaremos pasar la oportunidad de ir a ver jugar y animar a los Cubbies.

Los rooftops, gradas en lo alto de los edificios


Aeropuerto de Chicago

28 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho esta parte final. Old Town parece preciosa por las fotos que ponéis y ver un oso polar, aunque sea en un zoo, tiene que ser impresionante.
    Me ha encantado.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena,

      Gracias por tu comentario.

      Las casas de madera en Old Town eran una preciosidad !! Helena, vaya como nadaba el oso polar, para refrescarse, a pesar del frío que hacía.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Parece que Chicago tiene mucho que ver. Me encantaría ver al oso polar echándose un baño, jeje. Me gustó mucho todo lo que pusiste de Chicago, pero sobre todo el Old Town.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Artabria,

      Gracias por tu comentario.

      Estuvo chula la visita al invernadero, el zoo, Old Town y el paseo en barco por el río Chicago.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Un magnífico reportaje y unas fotos preciosas del invernadero. Vemos que Chicago es una atractiva ciudad y que hay mucho que visitar. Gracias por dejarnos viajar con vosotros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cincuentones,

      Gracias por vuestro comentario y vuestras palabras.

      Nos gustó mucho el invernadero de Lincoln Park, fue una grata sorpresa.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Despues de este último relato , he descubierto que Chicago tiene mucho que ver y me ha sorprendido .Habeis aprovechado y exprimido al máximo vuestra estancia allí ,como acostumbráis a hacer siempre en vuestros viajes.Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pury,

      Gracias por tu comentario.

      Sí que exprimimos al máximo los viajes, a veces nos pasamos un poco, no parando de un lado para otro...

      Un beso.

      Eliminar
  5. Qué chulo el oso polar y que curioso que sea un zoo público. No se porqué pero siempre en los viajes acabo en algún zoo así que cuando vaya a Chicago habrá que seguir con la tradición, jejejeje. Las casas son preciosas!!! Un abrazo y disfrutar en Italia!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Babyboom,

      Gracias por tu comentario.

      Estaba chulo el zoo de Lincoln Park, con el oso polar, los orangutanes...
      Las casas de Old Town eran una preciosidad !!

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Muy bonito todo y sobre todo el Oso polar,los Gorilas, los Tulipanes y las casas.
    Soy una Amante de los Animales!!
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana,

      Gracias por tu comentario.

      Ana, cada vez me gustan más los animales, pero sobre todo verlos en libertad, aunque a veces no queda otra que conformarse con verlos en los zoos.

      Un besín.

      Eliminar
  7. Para ser el último día de visita en la ciudad del viento lo aprovechásteis muy bien, me ha encantado el zoo y el paseo en el water-taxi, tendréis que volver cuando haga mejor tiempo para la excursión por el lago, debe ser espectacular.

    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carfot,

      Gracias por tu comentario.

      El tiempo en Chicago, fue bastante malo, muy variable, me recordó mucho al de Nueva York.
      Fue una pena que todavía no estuviese operativo el paseo en barco por el lago Michigan, para poder ver el skyline desde otra perspectiva.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola!!
    Me han encantado el oso y los gorilas! Y oye, yo quiero vivir en una casita de esas de maderas, son una chulada. En cuantomal paseo por el río me parece sencillamente espectacular, vaya vistas!!
    Con tu diario kis ganas de ir a Chicago se han multiplicado! Me encanta USA, qué le vamos a hacer, jeje.
    Un saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caliope,

      Gracias por tu comentario.

      Me pasa como a ti, yo también quiero vivir en una casa de madera como las de Old Town...
      A mi también me gusta los Estados Unidos, aunque son un poco/ mucho pesaditos en la aduana.

      Saludos.

      Saludos.

      Eliminar
  9. A pesar de los días grises que nos acompañaron en el viaje, la visita a Chicago fue muy intensa y llena de muy buenos momentos. Me quedo con las ganas de ver jugar a los Cubs, pero el tiempo no dió para más.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alicia,

      Lo pasamos bien por Chicago, a pesar del clima tan inestable. Queda pendiente de ir a ver un partido de los Cubs...

      Un beso.

      Eliminar
  10. Qué contraste tan delicioso entre los grandes rascacielos de Chicago y esas casas preciosas del barrio antiguo!

    Un abrazo

    M.Teresa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Teresa,

      Gracias por tu comentario.

      María Teresa, qué buena observación, el contraste entre las casitas de Old Town y los grandes rascacielos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Me ha sorprendido muy gratamente Chicago! No imaginaba que fuera una ciudad tan chula! El invernadero me ha encantado y también la zona de Old Town. Y a juzgar por las fotos, no parece que hiciera tan mal tiempo!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen,

      Gracias por tu comentario.

      El invernadero me gustó mucho, además se agradecía el calorcito que hacía dentro.
      El tiempo sí que fue malo, aunque en las fotos siempre intento buscar una perspectiva en la que haya el máximo posible de luz.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Excelente relato, sin duda de gran utilidad para mi próximo viaje a Chicago este verano. Muchas gracias por darnoslo a conocer. Me ha gustado mucho tu manera de plantear el viaje y como nos lo has contado.

    ResponderEliminar
  13. Hola Heidi,

    Gracias por tu comentario, tus palabras y bienvenida a El mundo a tus pies !!

    Me alegra que te sirva de ayuda para tu próximo viaje a Chicago. Cualquier duda que tengas ya sabes donde puedes encontrarme.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Cuántos recuerdos en este post! Qué buenas fotos.
    El parque Lincoln me quedó pendiente para otra visita. Y lo lamento, después de ver estas imágenes.
    Saludos desde Rosario, Argentina
    Elisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elisa.

      Me alegra que el post y las fotos te traigan buenos recuerdos. Chicago es una ciudad increíble.

      Un saludo.

      Eliminar
  15. Excelente artículo chicos! Este año voy para Chicago y ya se donde encontrar la información que necesito. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vicente, muchas gracias por tus palabras.

      Me alegra que el post te sirva de ayuda. Cualquier duda que tengas, házmela saber.

      Un saludo.

      Eliminar