Chicago, la ciudad del viento I

16 mayo 2012

LLEGADA A CHICAGO Y UNA TARDE CON LOS BULLS


   Chicago, situada en el estado de Illinois, es conocida como "the windy city", la ciudad del viento. Pero, el sobrenombre no sólo es por cuestiones meteorológicas, debido a su situación junto al Lago Michigan. Charles Dana, editor del periódico New York Sun, la denominó así por el tráfico de influencias que existía en la ciudad, cuando buscaba apoyos para organizar la Exposición Universal de 1893, frente a la otra ciudad candidata, Nueva York. Charles Dana escribía en su columna " los reclamos insensatos de esa ciudad ventosa".
Una fecha cambió para siempre la fisonomía de la ciudad, el Gran Incendio del 10 de octubre de 1871, que destruyó gran parte de Chicago. A partir de esa fecha, la construcción en Chicago cambió radicalmente, pasando de modestas casas de madera, a impresionantes rascacielos de metal.
La historia de la ciudad, también ha estado íntimamente vinculada a la figura de Alcapone, el famoso gangster, que vivió en Chicago durante los años 20, enriqueciéndose gracias al tráfico ilegal de bebidas durante la Ley Seca y a la red clandestina de salas de juego.

Qué perdemos el avión !!
    Chicago nos estaba esperando, pero antes había que presentarse en el aeropuerto de Barajas para coger un vuelo de nueve horas con destino el aeropuerto de O´Hare. La anécdota, por llamarla de alguna manera, vino a la hora de pasar el control adicional que existe para los vuelos de iberia con destino Estados Unidos. Al entregar mi pasaporte a la persona encargada, me dice " ha sido usted seleccionado para... " qué bien pensé, qué majos éstos de iberia, me llevarán como un maharajá en primera...pues no, había sido seleccionado aleatoriamente, por la compañía, para pasar un control adicional de seguridad, así que me acompaña un vigilante de seguridad, con cara de pocos amigos,  a una dependencia, donde me cachean a conciencia y pasan el equipaje de mano por scaner. Empezamos bien el viaje, thank you iberia !!
El vuelo transcurrió sin más sobresaltos y en la línea de la compañía, azafatas entradas en años, que parecían competir entre ellas a ver cuál se escaqueaba más de trabajar o daba peor contestación al pasaje, en fin...
Al llegar a Chicago, nos encontramos con una circunstancia imprevista, dos largas horas de colas en inmigración, que se hiceron interminables. Cuando llegamos por fin a la cabina, lo de siempre, foto, huellas dactilares y preguntas para ver si te pillan en un renuncio...Os imagináis, por un momento, a los turistas americanos que llegan a España después de un largo vuelo, hacerles esperar dos horas más para pasar el control de inmigración...sería impensable.

Habitación en el hotel Super 8
    Nada más pasar el control, nos dirigimos a la línea de metro, donde compramos el pase de tres días de CTA, 14 dólares, que te permite durante ese periodo de tiempo, tomar ilimitadamente la línea de trenes y buses de Chicago. Los pases se compran en una máquina situada antes de acceder al andén, con tarjeta de crédito o en metálico, pero ¡ojo! que no devuelve cambio. Tomamos primero la línea azul y luego un transbordo hacia la roja, para llegar a nuestro alojamiento. La línea de trenes en Chicago es poco práctica y obsoleta, ya que para coger cualquier línea necesitas siempre llegar al centro.  El hotel donde nos alojamos es de la cadena americana Super 8, situado en Sheridan road. La habitación estaba bien, amplia, con baño y con máquina de café, una pequeña nevera y hasta microondas, con una tecla especial para hacer palomitas... un desayuno, más que correcto, incluído en el precio, 83,80 dólares la noche,  y bien comunicada con tren, la estación de Jarvis cercana al hotel, de la línea roja y en especial con el bus número 147, que tenía parada delante del hotel, salvo el domingo en que el horario era muy restingido.

Impresionante el United Center
    Tras llegar a la habitación, a la misma hora que empezaba el partido, las siete de la tarde, ducha rápida y de nuevo al metro, ya que nos estaba esperando uno de los mayores espectáculos deportivos del mundo, un partido de la NBA. Desde España, a través de ticketmaster, habíamos comprado dos entradas para el partido entre los Chicago Bulls y los Cleveland Cavaliers, el último de la fase regular antes de empezar los play off por el título. Habíamos estado dudando en adquirirlas, porque cualquier contratiempo que surgiera, podía hacer que las perdiéramos, pero nos arriesgamos...Tras dar más vueltas de las esperadas y con pocas esperanzas de entrar a ver el partido, llegamos por fin a las taquillas, que por suerte aún permanecían abiertas y donde nos dieron las entradas para acceder al United Center.

A pesar del cansancio, cómo disfrutamos !!

El United Center vibrando con los Bulls


  
   
El video marcador es alucinante
     Y ahí estábamos, por fin dentro del United Center, qué emoción y qué alegría !!  Conseguimos llegar cuando se estaba jugando el tercer cuarto, gracias a que los partidos de la NBA duran un montón de tiempo. El United Center es impresionante, con una capacidad oficial para los partidos de basket de 21.711 espectadores, el ambiente es sensacional, vibramos con las canastas de los Bulls y animamos como los que más a gritos de "Let´s go Bulls !! ".  El pabellón está lleno por todos los rincones de cámaras de televisión para que no te pierdas ni un solo detalle del partido y con un video marcador enorme colgado del techo. El haber presenciado, en vivo, un partido de la NBA fue una experiencia inolvidable, a pesar de todos los inconvenientes que tuvimos para llegar, del cansancio acumulado y de que llevábamos un montón de horas en pie y sin dormir.

Ali en el United Center


Let´s go Bulls !!





La tienda oficial de los Chicago Bulls
   Al final del partido, nos dimos una vuelta por la tienda oficial del equipo y a la salida, no nos podíamos ir sin acercarnos a la estatua del que es considerado el mejor jugador de la historia del baloncesto, el mítico Michael Jordan. Y así, con muy buen sabor de boca, después de haber sido protagonistas de una tarde para nuestro recuerdo, finalizamos nuestro primer día en Chicago.

Estatua del mítico Michael Jordan

A la salida del partido con Michael Jordan

32 comentarios:

  1. Desde luego Iberia va de mal en peor... pero no hay mejor forma de empezar la escapada.
    Ver un partido de la NBA es una espinita que yo tengo clavada, así que aunque sólo vierais dos cuartos no está nada mal para empezar.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena,

      Gracias por tu comentario.

      Fue una pena que por culpa de la cola en la aduana, sólo viéramos los dos últimos cuartos. Sólo es un partido, ya que hubo mucha gente, que tenía que coger otros vuelos y que seguro los perdieron por culpa de la cola. Yo dejé pasar a todas las personas que pude, pero luego había gente delante que ya no dejaba pasar...pero eso sí, para el control de pasaporte de los ciudadanos americanos había mucho más personal.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Anda que ya te podrían haber puesto en primera clase en lugar de cachearte, qué majos los de Iberia!!!! Lo de la NBA es un auténtico espectáculo, tuvisteis suerte de poder entrar al final, nosotros cuando estuvimos en NY fuimos a ver los NY Knicks contra los Toronto Raptors y creo que lo que más me gustó fue el ambientillo, la gente devorando perritos y la fiesta que montaban entre cuarto y cuarto, eso sí, no veas como duró el partido, jejejeje. Menudo día tan ajetreado, cuando os fuisteis a dormir seguro que lo hicisteis como angelitos!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Babyboom,

      Gracias por tu comentario.

      La verdad que Iberia cada día se parece más a una low cost...a parte del trato de las azafatas en los vuelos de larga duración, no sé que se creen que son...
      La experiencia en el partido de la NBA fue genial, el ambientillo, la animación en los tiempos muertos, ...se lo recomiendo a todo el mundo.
      Adela, cuando fuimos a dormir con el cambio horario, ya era de día en España, se hizo duro el día, pero valío mucho la pena.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué ganas de ir a Chicago!, me encanta USA, que le vamos a hacer. Al menos el control te tocó aquí en España, a mí me tocó en el JFK, pero bueno, en 15 minutos y tras unas cuantas preguntas estaba fuera (no me repatriaron, jaja), de todos modos es un rollo. En cuanto a Iberia, las azafatas también siempre me han tocado bastante desagradables :(, es lo que hay. Lo del partido una pasada, vaya experiencia!! Un día muy aprovechado para ser el de llegada. Estaré pendiente de las siguientes entradas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caliope,

      Gracias por tu comentario.

      Lo peor que tiene Estados Unidos son los controles de aduana, están un poco paranoicos, casi al nivel de los israelitas, que también tela !! pero bueno, una vez que te dejan pasar, se te olvida el cabreo y a disfrutar !!

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Lo de viajar a EEUU de cada vez es más engorroso por los pesados controles de aduana, un palo cuando llegas cansado del largo vuelo. De todas formas, en estos casos el fin sí que justifica los medios porqué veo que lo pasásteis genial desde el primer momento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Teresa,

      Gracias por tu comentario.

      María Teresa, cuando estábamos en la cola de la aduana, nos mirábamos Alicia y yo, y nos decíamos vaya fregados en los que nos metemos !!. Pero, luego sí que vale mucho la pena.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Como siempre, Iberia en su más pura esencia....!!!! Por lo demás ,menos mal que llegasteis a tiempo para el partido porque la experiencia de vivirlo en vivo y en directo no tiene precio.
    Ya tengo ganas de seguir leyendo la siguiente entrada.Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pury,

      Gracias por tu comentario.

      Al partido llegamos, pero tarde. Además, cuando bajamos del metro, fuimos en sentido contrario al United Center por una zona que no tenía muy buena pinta...menos mal que nos dimos cuenta y al final, cuando por fin llegamos al United Center la taquilla aún estaba abierta.

      Un beso.

      Eliminar
  6. A mi marido también le tocó la inspección aleatoria esa de las narices en Barajas... la lotería no nos tocará no ;-)
    Jo que envidia ver un partido de la NBA, en NY nos tocó la dichosa huelga y nos quedamos compuestos y sin partido.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cool,

      Gracias por tu comentario.

      La verdad que no sabes la gracia que me hizo pasar la inspección aleatoria en Barajas...pero mejor corramos un tupido velo.

      El partido de la NBA fue toda una experiencia. Siento que os tocase la huelga, pero seguro que habrá otra ocasión para ver un partido.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. No tenía que haber leído esta entrada... ¡¡Que envidia me dais!! Yo soy muy basketero, y tarde o temprano tengo que ver un partido de la NBA en directo sí o sí, me encantaría ver los Lakers en el Staples jejeje! Sólo por curiosidad, ¿cuánto os costaron las entradas? Menuda faena que os perdierais los dos primeros cuartos por culpa de la burocracia americana...
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dany,

      Gracias por tu comentario.

      Dany, el presenciar en directo un partido de la NBA es toda una experiencia. Te cuento, las entradas como nos olíamos que igual las podíamos perder, compramos en ticketmaster las más baratas, standing room, al cambio con las tasas y todos los gastos de gestión incluídos salieron por 25 euros por persona. Luego, te envían un código al correo y el día del partido en taquilla facilitando el código, te daban las entradas.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Pues que barato!! Que pena que estén tan lejos... :(

      Eliminar
  8. Este articulo tiene informacion excelente. Las fotos son muy buenas tambien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,

      Gracias por el comentario.

      Saludos.

      Eliminar
  9. EEUU es un país que no me llama casi nada , y experiencias como lo que te pasó a ti a la ida , o como lo de inmigración al entrar, hacen que cada vez le tenga menos ganas..

    Desde luego..., ya te podía haber tocado el vuelo en primera ;)

    De todas formas, si algún día voy , Chicago es una de las ciudades que me gustaría visitar.

    Lo de la NBA tuvo que ser todo un espectáculo!

    Besos a los dos! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Moonflower, Carol,

      Gracias por tu comentario.

      La verdad que la entrada a Estados Unidos tiene muchas pegas, aunque una vez que pasas la aduana, se te pasa el enfado rápidamente.

      Un beso.

      Eliminar
    2. Carol, rompe los prejuicios y anímate, yo este verano ya iré por séptima vez y no me canso. EEUU es genial.

      Por cierto, ESPERANDO TU SEGUNDO POST IMPACIENTEMENTE, jeje, que ya tengo ganas!!

      Eliminar
  10. Hola Victor ...a mi no me gusta nada el baloncesto ,pero bueno ..lo que cuenta es el viaje en si y como os lo pasais fenomenal ,me alegro muchiiisimo por vosotros!!
    Todo lo esplicas muy bien !!
    Un abrazo pa los dos.
    Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Yomisma_any, Ana,

      Gracias por tu comentario y por tus palabras.

      El partido de baloncesto, es más por el ambiente y el espectáculo que se forma alrededor del mismo, que por el partido en sí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Fantástico post! Yo estuve en verano en Chicago y como que no había NBA me tuve que conformar con ver un partido de beisbol (mucho menos excitante... y mucho más lento) de los White Sox. Aunque no soy muy fan de los deportes, como experiencia cultural no tuvo precio! Nos lo pasamos genial!

    Ah, y EEUU, aunque sean unos petardos con los controles de seguridad, los cacheos y demás, es tan grande y tan bonito que no te lo acabas ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Madaboutravel,

      Gracias por tu comentario.

      Los partidos en Estados Unidos son todo un espectáculo, un día nos acercamos también hasta el estadio de beisbol de Wrigley Field, donde juegan los míticos Chicago Cubs. Como bien dices, es toda una experiencia cultural.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Ummm ... he estado estudiando en illinois ... en la NIU ... exactamente en DeKalb pero cerca de Chicago ... y ... si, geniales recuerdos ... Chicago, la primera vez que estuve me impresionó y ... cada vez que veo fotos de amigos, historias ... primaveras, veranos, ... los paseos por el lago michigan en invierno (por encima del agua congelada) ... aisss ...

    Incluso esas Paellas en la playa del lago michigan :) ...

    Gracias por traerme éstos recuerdos a mi mente de nuevo.

    Un saludo. Alfonso.

    ResponderEliminar
  13. Hola Alfonso,

    Gracias por tu comentario.

    Me alegra que el primer post sobre Chicago te traiga tan buenos recuerdos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Tiene que ser una experiencia increible ver un partido de la NBA! Pero qué valor después de tantas horas de viaje!!! Y vaya manera de empezar el viaje con un control extra!
    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen,

      Gracias por tu comentario.

      Estamos muy, muy cansados, pero las ganas de conocer y de ver el partido pudieron con todo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Ayyy las camas en los hoteles de USA que maravilla... Debe ser impresionante seguir un partido de la NBA y como no, tenía que caer la foto delante del más grande,Jordan :D

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Carlos,

      Gracias por tu comentario.

      La cama era XXL, así se dormía genial. Como bien dices, foto con el mitico Michael Jordan.

      Saludos.

      Eliminar
  16. Lo del botón especial para hacer palomitas me llegó al alma, jajaja. Tendrían que poneros la cámara esa que pide un beso cuando se para en una pareja del público XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Artabria,

      Gracias por tu comentario.

      Lo del botón especial para palomitas, era un puntazo, jeje...
      En los tiempos muertos, ponían un corazón en el marcador central y la cámara iba enfocando a diferentes parejas y tenían que darse un beso...estaba muy simpático.

      Saludos.

      Eliminar